miércoles, 14 de abril de 2010

Nociones Espaciales y Temporales



El pensamiento infantil en esta etapa puede

manifestarse bajo diferentes formas:

 

Fenomenismo: Es la tendencia a establecer un lazo causal entre fenómenos que son visto como próximo por los niños.

Finalismo: Cada cosa tiene una función y una finalidad que justifican su existencia y sus características.

Artificialismo: Las cosas se consideran como producto de fabricación y voluntad humana.

Animismo: Tendencia a percibir como vivientes y concientes cosas y fenómenos inhertes.

 

Dentro del área de Destrezas de aprendizaje debemos desarrollar las siguientes Capacidades que favorecen el pensamiento lógico-matemático:

  • Observación: mediante juegos que capten la atención e interés del niño (a).
  • Imaginación: el niño(a) interpreta la realidad con un poco de fantasía y absurdos.
  • Intuición: El niño(a) llega a la respuesta sin razonar, pero esta debe ser verdad.

 

Datos de interés

  • En el área de matemática es necesario manejar el espacio para tener facilidad en el dominio de los símbolos verbales y matemáticos.
  • Los niños no traen innatos los conceptos de espacio y tiempo, se elaboran y estructuran por medio de las experiencias activas.
  • Al no desarrollar bien el área de orientación espacio-temporal sucede una complicación para generar imágenes mentales, interpretación de gráficas, mapas, poca creatividad de diseño artístico-manual, desorientación en el tiempo, poca capacidad de planificación del futuro, dificultad en hábitos de orden de pertenencias.
 
        ¿Qué es ORIENTACIÓN?

Constituye la acción de determinar la posición de un objeto respecto a las referencias espaciales o de un momento con un tiempo ocurrido.

 

¿Qué orientaciones se ejercitan en esta área?

 

  • Orientación con el propio cuerpo:

Esquema corporal: experimenta su propio cuerpo, sabiendo distinguir entre su parte izquierda y su parte derecha. 

 

  • Orientación con otra persona u objetos:

Orientación espacial de objetos: refuerza nociones de izquierda y derecha, de simetría, arriba y abajo, etc. Descubriéndose en la relación del niño con los objetos y su entorno.


 

Nociones con Objetos

El niño reconoce el espacio en la medida en que aprende a dominarlo.

El espacio lejano es el principio poco diferenciado.

Con la valoración de la distancia se relaciona también la valoración de las dimensiones de los diferentes objetos.

Las nociones visuales son las primeras que se desarrollan al máximo con la ayuda de los demás sentidos.

El punto esencial del desarrollo general de la comprensión del espacio es la transición del sistema de cálculo (coordenadas) fijado en el propio cuerpo a un sistema con puntos de referencia libremente móviles.

Las nociones espaciales reflejan sensaciones corporales y estados emocionales.

A medida que el niño crece, surge la necesidad de establecer un orden y vínculos espaciales en sus representaciones.

Relaciones espaciales

Giro mental de figuras: Esta habilidad aviva la imaginación creadora, aumenta el uso plástico de la realidad, y ayuda a la comprobación de razonamientos abstractos imaginándoselos. Reconociendo primero el giro de su propio cuerpo, el niño por descubrimiento, inicia a dar vuelta a otros objetos.

 

Razonamiento serial: experimenta que las cosas van unas después de otras.

 

Comparación de forma, tamaño y distancia: comprobar que los objetos tienen distintas formas y tamaños es otra manera de estimular la orientación espacial.

 

Orientación geográfica: el niño esta conciente del lugar que ocupa, el que ocupan sus cosas, otras personas y luego se hace conciente de que hay movimiento.

 

Noción de dirección: El niño sabe hacia donde va, el mismo o las cosas que ve. 

  Noción de Conservación 

Para adquirir la noción de conservación es imprescindible la experiencia directa y la manipulación de material concreto, es muy difícil pretender trabajarla únicamente con material gráfico.

La noción de conservación trabaja con tres aspectos: cantidad, peso y longitud.

 

Noción de Seriación

El niño preescolar se encuentra en la primera etapa debido a que no tiene la capacidad de ordenar lo elementos en forma creciente de acuerdo a las relaciones entre los objetos. El niño lo que hace son parejas o tríos, no tiene noción de transitividad, que es lo que permite hacer una seriación completa, tampoco pensamiento reversible que le permite ir buscando el mas grande de los elementos o el mas pequeño respectivamente. Puede hacer una serie con algunos objetos ignorando el resto.

Noción de Clase

 

Las nociones de clase son aquéllas que tienen que ver con la relación de "pertenencia" a un grupo. 

Función Simbólica

Función simbólica: es la capacidad para utilizar símbolos y con ellos representar una cosa, es la representación mental a la que una persona le asigna un significado. El símbolo más común es la palabra hablada o escrita. Saber los símbolos de las cosas ayuda a pensar en ellas y en sus cualidades, a recordarlas y a hablar sobre ellas sin necesidad de tenerlas frente a nosotros, por lo tanto, los niños de esta edad pueden ahora aprender mediante el pensamiento simbólico (no sólo mediante los sentidos).

Esta función simbólica se presenta de tres maneras:

  • La imitación diferida: es la repetición (imitación) de una acción observada, tiempo después de que ha pasado.
  • El juego simbólico: es cuando los niños utilizan un objeto para representar (simbolizar) algo más, como convertir una caja en un coche, etcétera.
  • Lenguaje: implica la utilización de un sistema común de símbolos (palabras) para comunicarse.

                                                                                                                                          Noción de Tiempo

Las palabras ahora, hoy, ayer y mañana pueden señalar en su uso, cada vez un sector distinto del tiempo real. En los niveles evolutivos prematuros, el niño se orienta en el tiempo a base de signos esencialmente cualitativos extra temporales.

  • Concibe el tiempo solamente relacionado al presente, no contempla mentalmente el pasado ni el futuro. Tiene una dimensión única del tiempo.
  • Comienza a entender que el tiempo es un continuo, que las cosas existen antes de ahora y que existirán después de ahora.
  • Usa el término de mañana o ayer, quizás no acertadamente, pero con indicios de que comprende la existencia de un pasado y un futuro.
  • Reconstruye hechos pasados, pero no lo hace secuencial ni cronológicamente. Por ejemplo, si le pedimos que nos cuente cómo hizo su pintura, lo podrá contar, pero no secuencialmente, por dónde empezó, que hizo después y así sucesivamente.
  • Reconstrucción secuencial y cronológica del tiempo y comprensión de las unidades convencionales del mismo. Por ejemplo: semana, mes, hora, etc. En esta fase el niño ya comienza a mostrar una visión objetiva del tiempo.

                               Uso del Juicio Lógico                          

Los niños emiten espontáneamente, juicios de valor en sus expresiones verbales cotidianas cuando afirman que un objeto tiene o no determinadas propiedades (esta muñeca es rubia, este pan está duro, éste no es un globo grande etc) y determinada relaciones (mi papá tiene más fuerza que el tuyo; la abuelita es la mamá de mi papá; el vaso rojo es más alto que el verde; tú tienes más bolitas que yo  etc).

El niño evidencia su primera forma de aptitud lógica en el momento en que reconoce si es falso o verdadero, si un objeto posee tal propiedad.

Otra forma de razonamiento lógico se revela  cuando centra su atención en un par de objetos y se interesa en buscar el elemento que poseen en común. También se evidencia cuando se contrastan esto mismos objetos y se utilizan expresiones verbales para compararlos entre sí respecto a sus dimensiones, textura o color, utilizando en un momento una variable y luego dos o más simultáneamente.

Las actividades realizadas a nivel de jardín infantil ayudan a determinar lo que puede saber a propósito de un determinado objeto: sus propiedades sensoriales (forma, color etc), su utilidad, su origen, sus relaciones. Ellas pueden orientarse bajo una nueva dimensión que permite el desarrollo del pensamiento lógico en el niño.

El nivel de madurez cognitiva adquirida tiene su expresión verbal, la cual puede ser reforzada a través de la presentación de situaciones de conflictivas; es decir, experiencias que al ser presentadas al niño entran en contradicción con su esquema de asimilación y le impulsan, por lo tanto, a encontrar una situación de equilibrio que se traduce en mayor movilidad de los mismos esquemas y formas compensatorias a través del uso de la irreversibilidad.

 

Actividades propuestas para desarrollar la expresión del juicio lógico a través de las operaciones de: 

La negación:

La técnica usada consiste en pedirle al niño que busque otra forma de expresar frases negativas, tales como:

-no es verdad que esta mesa no es alta (el niño deberá decir esta mesa no es alta. Este ejemplo alude a una propiedad

-No es verdad que José no es tu hermano (el niño deberá decir José no es mi hermano). Este ejemplo alude a una relación.

Ambos ejemplos permiten al niño abordar el plano del lenguaje simbólico: ellos forma a partir de la p la propiedad no p y a partir de la r la propiedad no r.

 

La conjunción:

Pretenden afianzar el uso de la conjunción; en niño podrá expresar la presencia combinada de dos propiedades o de dos relaciones:

-Carlos es primo de Maria  y es mayor que Maria.

El educador debe poner su atención en que el niño reconozca si un objeto posee o no dos propiedades en forma simultánea; si dos objetos están o no relacionados por dos tipos de criterios. A nivel de la lógica, la conjunción permite construir, a partir de dos propiedades, una nueva propiedad ( p y q) y a partir de dos relaciones, una nueva relación.

 

La disyunción:

Implica que existe por lo menos una de las alternativas propuestas. Por ejemplo, un lápiz puede ser rojo o azul; un niño puede optar entrar al circo o al teatro.

Las situaciones que se prestan para el uso de disyunción son aquellas en las cuales se está en presencia de un grupo de objetos o acciones.

 

Uso de cuantificadores:

Un cuantificador es una expresión verbal que incluye cierta cantidad sin que sea necesario precisarla.

Los cuantificadores más comunes son: ninguno, algunos, todos y muchos.

El buen uso de los cuantificadores, en cuanto a expresión del juicio lógico, favorecerá en el niño la noción de conservación, la construcción de la noción de clase y la coordinación de su extensión .Ejemplo:

-Colocar algunas bicicletas en la orilla del río y el resto en la calle. Preguntarle al niño donde están las bicicletas.

-Colocar todas las bicicletas en la calle. Se pide al niño que constate que no hay ningún bote en el río y que todas las bicicletas están en la calle.

-Colocar una bicicleta en el pasto, algunas en la calle y otras en la orilla del río. Se preguntará al niño dónde hay más bicicletas y donde hay menos bicicletas.

 

Expresión simbólica de un juicio lógico:

Implica el uso de símbolos e imágenes para representar la expresión pictórica de un juicio lógico. Uso de palabras es el primer símbolo que el niño maneja, ya que aprende que cada objeto, incluso él tiene un nombre.

 

Relaciones, absurdos, sinónimos y antónimos:

Se trabajan estos elementos del lenguaje para conocer mas los objetos y sus características, de preferencia se deben utilizar objetos cotidianos para prestar atención a la relación y no a lo novedoso de un objeto desconocido.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada